domingo, marzo 19, 2006

El sexo de los ángeles.

Una entrevista al jesuita Juan Masiá Clavel (expulsado de su cátedra en la Universidad Pontificia de Comillas) en El País transcurre de esta manera:

R: [...] El sexo es una piscina en que la Iglesia no hace pie.
P:¿Por qué? En el principio del cristianismo no fue así.
R: No son tontos. Lo del preservativo es una ridiculez, ese no es el problema, ni los otros anticonceptivos. Pero saben que después de la cuerda viene el borrico. Que reformar eso les obligaría, por coherencia, a revisar toda la moral sexual. Es a eso a lo que tienen auténtico pánico.

Sin embargo, esta opinión es toda una excepción en la iglesia católica. Si te pasas por cualquier foro católico, o lees los panfletos de la conferencia episcopal, te encuentras con declaraciones sorprendentes en las que se mezcla la pseudociencia con la ética personal. Un profesor de medicina de la Universidad de Murcia (católica) repartía apuntes con las siguientes afirmaciones:
"El niño puede ser dañado al ser concebido por una mujer soltera, viuda o lesbiana"

Esto a ti te puede sonar a broma, porque cuanto mayor es tu grado de cultura, más dificil es engañarte. Pero piensa en aquellos países del tercer mundo donde la iglesia aprovecha la ignorancia de su gente para establecerse y crecer.
La iglesia sostiene que el presevativo es un elemento poroso que el espermatozoide es capaz de atravesar sin problemas, y por lo tanto el virus del SIDA, trescientas cincuenta veces menor, también (según el arzobispo de Ciudad de Méjico). Y ese es el motivo por el cual han retirado los condones en Indonesia y por los que muchos africanos desconfían de este método (en África hay zonas donde está infectada el 40% de la población). En esos países no saben que la molécula de agua es infinitamente menor que el virus del SIDA o los espermatozoides, ya que está compuesta por tres átomos, y que si, por lo tanto, llenas un condón con agua y no gotea, es que no pasa el SIDA ni los espermatozoides.
La duda que se me plantea es si se podría hacer a la iglesia responsable penalmente por estas declaraciones (¿Crímenes contra la humanidad?).

9 comentarios:

Veva dijo...

Desde mi punto de vista, sí, son crímenes contra la humanidad. Como siempre, el poder se mantiene fomentando la ignorancia y no hay nada más brutal que la estulticia mezclada con la superstición. Cientos de niñas pequeñitas han sido violadas en África porque se ha extendido la superchería de que follar con vírgenes impide el contagio del SIDA. Ratzinger y su predecesor son responsables de esos y de otros crímenes.

Kinderzimmer dijo...

Jejeje todos sabemos que son crímenes contra la humanidad, el problema es si jurídicamente se podrían enmarcar en este contexto, aunque nadie tendría los cojones de denunciarlo.

Veva dijo...

Imprudencia temeraria, quizá?

ISO_de_Mael dijo...

¿Cuándo nos daremos cuenta de que la iglesia y la religion en sí sólo son lacras para el progreso de la humanidad...?

Kinderzimmer dijo...

:) buen intento veva, pero la imprudencia temeraria no es delito :P Puede haber un delito de lesiones por imprudencia, o un homicidio por imprudencia... pero por suerte, la imprudencia no es delito, porque sino estaríamos todos en la cárcel jejeje.

Veva dijo...

sabihondo!!!!!!!!! (jejejejeje)

-naan- dijo...

iso_de_mael: yo creo que no hay que confundir religión (una vivencia personal y/o colectiva espitirual y de búsqueda de respuestas más o menos ciertas a preguntas delicadas) con iglesia (institución/empresa macromillonaria y macropoderosa que vive de controlar la mente de sus seguidores).

Veva dijo...

Yo opino como Naan.

Kinderzimmer dijo...

Iso_de_Mael es muy escéptico con todo aquello que no pueda palpar. De todas formas, pensad que es una actitud valiente. Siento si estos días no escribo nada, me compromete a tener algo mañana o pasado como mucho, pero estoy muy liado con la universidad y una serie de propuestas que me han hecho (ya os contaré)