martes, mayo 16, 2006

Consecuencias de ser consecuente.

Hoy te voy a comentar una anécdota. Sólo una anécdota, y quiero que me cuentes las conclusiones que sacas de ella (en realidad esto es un vil intento de remontar los comentarios del blog que han decaído en los últimos cuatro posts).
La anécdota es la siguiente: cuando estaba en primero vino un profesor con un póster publicitario de una empresa recicladora y nos formuló la siguiente pregunta:
-¿Por qué este anuncio es bueno?
En el póster sólo ponía el nombre de la empresa, su función, y un número de teléfono. Nada más.
-Bien, pues os lo diré yo_dijo el profesor_Este cártel está hecho con papel reciclado, y por lo tanto, es consecuente.
¿Curioso, verdad? Por eso siempre digo que no sólo es importante el fondo, sino también la forma en la que se hacen las cosas.

5 comentarios:

catherine lincoln dijo...

Me acabo de acordar de una frase, esa que dice: "la mujer del césar no sólo tiene que ser honrada sino parecerlo"... bien, pues todo es algo así. No puedes enarbolar bonitas palabras, ni exponer poderosos argumentos si luego fallas en la práctica. Por la boca muere el pez... Ser consecuente con una opinión o con una manera de pensar, es un modo de reafirmación personal, pero tambien una forma de poner limites que te hagan diferente al resto de personas que te rodean; y a veces en la diferenciación está la exclusividad, lo único. En ocasiones tan solo hace falta utilizar un tipo de papel, y ya, por arte de magia, estarás señalado por el halo de las consecuencias de tu propia consecuencia.
Oye, ánimo con tu blog.

-naan- dijo...

Pero cuesta mucho ser consecuente hoy en día, para empezar uno mismo con sus actos diarios. Vaya, a mí me cuesta.

Kinderzimmer dijo...

Gracias por tus ánimos, Catherine, me vienen muy bien en esta época en la que lo voy a pasar bastante mal. Y la frase es realmente bella.
Si naan, cuesta ser consecuente, pero es que las personas somos contradictorias, y esa contradicción es bella. Siento decir que no soporto a las personas que pretenden ser consecuentes consigo mismas hasta el límite, porque se vuelven insoportables, pero al menos tienen que saber defender sus ideas y llevarlas a cabo. Así pues, no te preocupes si te cuesta, y tampoco te obsesiones con ello, creo que (es mi inexperta opinión) basta con intentarlo sinceramente, para ser consecuente.

Anónimo dijo...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.