viernes, noviembre 10, 2006

Negociar

De Juana Chaos ha matado a 25 personas y fue condenado a 3000 años de cárcel por ello. En España nadie puede pasar más de 30 años en la cárcel (ahora los terroristas pueden pasar hasta 40 años) así que aunque te condenen a 3000 años de cárcel tú sólo puedes pasarte 30 como máximo entre rejas. La condena tiene como objetivo castigar, pero la cárcel tiene como objetivo reinsertar, por eso si realizas ciertas labores que se supone que son reinsertivas, puedes reducir tu condena y por eso De Juana Chaos "sólo" ha pasado 20 años entre rejas.
En un estado de derecho al que mata se le castiga. No importa si es un terrorista o un miembro de seguridad del Estado. Pero al que mata, y se demuestra que ha matado, se le castiga. Al que pertenece a una banda armada ilegal, se le castiga. Al que amenaza se le puede castigar o no: depende de lo grave que se considera una amenaza. Evidentemente si te amenaza un dirigente de una antigua banda terrorista en un periódico, pues la amenaza se considera seria.
Esto parece que no lo entiende gente como Otegui. No estoy hablando ahora mismo del cierre a diarios como Egin o de la ilegalización de Batasuna: eso es un tema aparte, una violación del estado de derecho patente y poco maquillada. Pero es que este hombre parece que no entiende la posición de debilidad en la que se encuentra ETA ante una negociación con un Estado democrático (recuerdo que ningún estado es perfecto y todos, absolutamente todos, violan el estado de derecho): ¿Qué puede exigir ETA? ¿Independencia del País Vasco? Si estuviesen en condiciones para pedir eso no estarían en la mesa de negociaciones, además eso es algo que tiene que decidir el pueblo vasco, y sólo el vasco, y no ellos, que no están legitimados por unas urnas. ¿Legalización de Batasuna y Egin? Eso es más que evidente que acabará pasando si abandonan las armas, ni siquiera deberían estar ilegalizadas ahora, pero si dejan la violencia no tendrán ninguna excusa para mantenerlas al margen del proceso político. ¿Que no se enjuicien a los miembros de la banda restantes? Eso es imposible, el Gobierno no es quien para decidir a quién se enjuicia o no, solo el aparato judicial puede hacer eso, y no depende del Gobierno. Quizás el Gobierno podría influir de alguna forma para que se reduzcan las condenas de los terroristas (que ahora mismo son excesivamente altas) pero ya está.

3 comentarios:

-naan- dijo...

"Al que amenaza se le puede castigar o no: depende de lo grave que se considera una amenaza."

Es cierto. Pero creo que también depende de quién es el amenazador.

No defiendo para nada a De Juana; pero, uno de los días de su juicio, los Sáenz de Inestrillas júnior tuvieron que ser echados a la fueza de la sala a causa de las amenazas de muerte que lanzaban al terrorista. Y estoy segura de que ni siquiera les juzgarán por ello; claro, son los hijos de un dirigente histórico de la ultraderecha española, y a la ultraderecha no se la puede tocar.

Si hay castigo, que lo haya para todos. Igual que, si Batasuna está ilegalizada, ¿por qué no la Falange? ¿Han dicho en público que condenan la violencia franquista?

-naan- dijo...

Aún así, Dios (y, sobre todo, los implicados) quiera que el proceso de paz tire adelante y este estado en el que nos ha tocado vivir avance un pasito más hacia la verdadera democracia. ¿No?

Kinderzimmer dijo...

Por supuesto, no se condena por igual a todo el mundo por los mismos delitos. No se condena igual a una mujer que a un hombre por un delito de violencia de génerol. No se condena igual a un vasco que a un madrileño por un delito de terrorismo. Y aunque no he tenido tiempo de leer la sentencia judicial y por lo tanto no quiero precipitarme, me parece que la condena a De Juana Chaos es de dudosa justicia, pero no me meteré en camisa de once varas.
En cuanto al llamado proceso de paz... ¿se merece que lo llamemos así? ¿Hay una guerra?